El Comercio Electrónico ha experimentado un gran y continuo crecimiento debido a que el comportamiento de compra online sigue presentando año a año síntomas de mayor madurez.


Esta evolución se puede observar mediante los indicadores siguientes:
  1. Más antigüedad en lo que respecta a la experiencia de compra online.
  2. Incremento del porcentaje de compradores regulares.
  3. Consolidación de canales de venta online de forma exclusiva.
  4. Aumento de los nuevos canales de compra como pueden ser las subastas online.
  5. Incremento de accesos directos al canal de compra.
  6. Mayor uso de formas de pago como Pay-Pal.
  7. Los sectores que siguen en cabeza en el negocio online son aquellos relacionados con el turismo, así como con el ocio (como pueden ser los billetes de transporte, las reservas de alojamiento o las entradas a espectáculos).
Hoy en día, aceptamos que las nuevas tecnologías y, sobre todo, el acceso a Internet, hayan modificado la forma de comunicarnos. Han cambiado las relaciones entre la empresa y sus clientes, proveedores y trabajadores. Podemos decir que el comercio electrónico hace referencia a la integración de herramientas basadas en las tecnologías de la información y la comunicación (TICs), con el objetivo de mejorar el funcionamiento de la misma y crear valor para la empresa, sus clientes y sus socios.Tenemos que tener en cuenta que comercio electrónico no sólo se aplica a empresas virtuales, es decir, a aquellas empresas que no tienen establecimiento o tienda física cuya actividad es totalmente online (basada en la web), sino que también se aplica a empresas tradicionales (offline). El objetivo de cualquier negocio que utilice comercio electrónico es crear valor. El valor en sí se puede crear de diferentes maneras: 1. Por la satisfacción del cliente. Ésta se puede deber a diversas razones:
  1. Mayor atención al cliente.
  2. Productos y servicios adecuados a las necesidades del cliente.
  3. Funcionamiento transparente para el usuario.
2. Por las relaciones con los proveedores. El establecimiento de canales de comunicación con los proveedores permite:
  1. Más familiaridad en la relación proveedor-empresa.
  2. Capacidad de reacción superior.
  3. Anticiparse al cambio con rapidez.
  4. Recursos compartidos para beneficio de ambas partes.
3. Aumento del margen por producto (debido bien a la reducción de los costes de producción o al aumento del beneficio):
  1. Búsqueda de nuevos clientes.
  2. Calidad superior en los productos y servicios.
  3. Aumento de la lealtad del cliente.
  4. Eficiencia en el funcionamiento interno de la empresa.
  5. Búsqueda de nuevos mercados.
4. Aumento de la motivación de los trabajadores:
  1. El trabajo en equipo mejora las competencias.
  2. El funcionamiento del comercio electrónico implica que todos los participantes en el proyecto asuman su parte de responsabilidad.
  3. Se favorece la cultura y la filosofía empresarial, debido a que la estrategia global del negocio se hace muchísimo más visible para los trabajadores.
  Con esto, lo que hay que tener muy claro es que un proyecto de estas características, que use el comercio electrónico, sólo funcionará si aporta valor tanto a la empresa como a sus clientes y sus proveedores.